Lifting facial: Rejuvenecimiento del rostro

El lifting facial es una técnica que repara la flacidez de la cara, el cuello y la frente. Con esta intervención de cirugía estética, se eliminan la grasa y la piel sobrante de estas zonas. El lifting facial es una de las intervenciones de cirugía estética con mayores resultados de éxito.

El paso del tiempo se refleja en nuestro rostro y cuello con arrugas, líneas de expresión, párpados caídos, bolsas en la parte inferior de los ojos. Con está intervención se intenta reparar y frenar ésta situación. Nuestro rostro vuelve a tener un aspecto joven y la piel más tensa. El resultado es el rejuvenecimiento facial.




En determinadas ocasiones a la vez que nos sometemos a un lifting facial, también éste puede combinarse con la blefaroplastia y con la rinoplastia. Dependerá de cada caso, pero sobre todo del cirujano que intervenga en la operación. Los tres tipos de liftings faciales más utilizados son el lifting frontal, el endoscópico y el lifting con cicatrices cortas. 

Si necesitas tener información sobre la caída de párpados y las bolsas en la parte inferior de éstos, te aconsejo un artículo en nuestro blog sobre la blefaroplastia.

Tipos de liftings

En este artículo hablaremos de los tres tipos de liftings más utilizados. Se diferencian por el nivel de invasividad que conlleva el proceso, por el tipo de incisión, y por la zona facial afectada. A continuación te explicamos cada uno.




  1. Lifting con cicatrices cortas

También se le denomina “lifting vertical”, porque la flacidez del rostro se corrige en esta dirección, en contra de la gravedad. Esta técnica esta destinada a personas que tienen poca flacidez en el rostro. Las incisiones habitualmente se realizan en la zona de la patilla y detrás de la oreja. Son cicatrices muy pequeñas.

     2. Lifting frontal

Este lifting es el aconsejado para la caída de las cejas, las arrugas centrales y el entrecejo. En la mayoría de los casos se realiza de manera endoscópica, por medio de la realización de pequeñas incisiones ocultas en el cuero cabelludo.

    3. Lifting endoscópico

Dependiendo de la flacidez y de la elasticidad de la piel se podrá utilizar este tipo de lifting, que consiste en el estiramiento endoscópico de la zona facial y frontal. Esta técnica tiene muchas ventajas, es menos invasiva, disminuye el tamaño de las incisiones, y la recuperación es más rápida. Pero hay que tener en cuenta que no es apropiada para todos los casos.

   




¿Quiénes pueden realizarse este tipo de cirugía estética?

Hay ciertas características que el paciente debe cumplir para que se realice este tipo de cirugía. Además del buen estado de salud que en todas las intervenciones de cirugía estética se requiere. La persona tendrá que tener una estructura facial definida, piel flexible (elasticidad en la piel) y flacidez en el rostro. La edad comprendida para someterse a éste tipo de cirugía estética es a partir de los 40 y hasta los 70 aproximadamente. Antes es inusual que en nuestro rostro existan estos signos de envejecimiento facial.

Primera visita con el cirujano plástico

En nuestra primera visita, el cirujano nos hará un estudio de todas las necesidades que tiene nuestro rostro. Nos hará todas las preguntas de rigor sobre salud, hábitos alimentarios, cuidados diarios de nuestra piel. Es el momento de preguntarle las dudas sobre la intervención, el tratamiento postoperatorio, y sobre todo qué resultados vamos a obtener tras la intervención. El cirujano te guiará y te dará la mejor opción para las características de tu rostro. Y si, además del lifting es conveniente combinarla con otro tipo de cirugía estética. También te dará las recomendaciones pertinentes que tendrás que llevar a cabo antes de someterte a la intervención.

Preoperatorio

La anestesia podrá ser local y sedación o general. Dependerá del tipo de intervención que te vayan a realizar. El cirujano te lo comentará en la última visita antes de la operación. La intervención se realizará en el quirófano de un hospital o clínica, y el tiempo estimado será de 2 a 4 horas aproximadamente. El ingreso en el hospital será de 24 horas.

El cirujano te explicará todos los detalles que conlleva la operación.

En qué consiste la intervención

La operación consiste en practicar una incisión a la altura de las sienes, en la línea capilar, donde comienza el nacimiento del cabello para poder disimular la cicatriz. Si la zona a intervenir es el cuello, la incisión será en la barbilla. Es entonces cuando el cirujano succiona y/o estirpa la grasa de la zona, con ello se moldea y define el rostro. Si hay más incisiones dependerá de casos concretos. Las cicatrices son imperceptibles porque se encuentran en zonas donde el cabello las oculta. Además, estas cicatrices son muy finas y con el tiempo llegan a desaparecer.

Postoperatorio

Tras la intervención te colocarán un vendaje y unos tubos de drenaje que se te quitarán a la mañana siguiente. El dolor es leve y si se acentuara podrás tomar la medicación prescrita por el cirujano. Tu rostro estará hinchado y con hematomas que son los habituales tras el lifting, aproximadamente durante 10 días. Pasadas 48-36 horas podrás lavarte el cabello con agua tibia y no podrás secártelo con aire caliente. Tendrás que mantener la siguiente posición; no mover el cuello y si miras hacia los lados tendrás que hacerlo girando el cuello y la cabeza, posición recomendada durante las primeras semanas. No es aconsejable maquillarte hasta una semana después de la intervención, evitando cicatrices y ojos. A las dos semanas notarás los resultados y podrás volver al trabajo.

Riesgos del lifting facial

Los riesgos de un lifting facial son mínimos, aunque hay que tener en cuenta algunos complicaciones que se pueden presentar.

  • Reacciones a la anestesia: Las personas sanas no deberían tener ningún tipo de reacción. Los pacientes con tensión arterial alta y/o problemas cardíacos, si que puede haber alguna probabilidad de que se presente algún tipo de complicación. Os hemos comentado anteriormente, que el cirujano os solicitará todas las pruebas necesarias antes de la operación. Si tienes algún problema que sea incompatible con la cirugía a realizar, el cirujano optará por no realizar dicha cirugía.
  • Alergias: El cirujano antes de la intervenciçon tendrá tu historial clínico donde se contemplen las alergias que puedas tener. Decidirá si es conveniente llevar a cabo el lifting.
  • Infecciones: Si sigues lo que el doctor te ha indicado tras la intervención, no deberás tener problemas de infección.
  • Inflamación y hematomas: Tras la operación es normal que tu rostro esté inflamado y con moretones. Irán remitiendo con el paso de los días.
  • Problemas de cicatrización: Hay pacientes que tienen complicaciones con la cicatrización. El médico tras el paso de los días te indicará lo que debes hacer al respecto.

Elección del cirujano

Tienes que conocer todas las opciones a la hora de elegir al cirujano. La cirugía facial es muy delicada por la zona que se trata. Existen excelentes cirujanos pero tienes que elegir quien mejor conoce las nuevas técnicas.

Precios: Lifting facial

Los precios variarán según el cirujano, la clínica dónde vayan a realizarte el lifting, y la técnica que se utilice, etc.

Los precios oscilan desde los 4000€ a los 7000€ aproximadamente.

lifting facial

lifting facial

Artículos Relacionados

Deja tu comentario

Todos los comentarios son moderados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR